S.O.S Anfibios y Carreteras 2009

S.O.S Anfibios y carreteras.
Proyecto antiguo de la Federación de asociaciones Conocer y Proteger la Naturaleza (Desde 1996)
Básicamente, consiste en la detección de puntos de atropello de anfibios y pequeños vertebrados, en las carreteras.
Si estos puntos tienen un alto índice de mortandad, se le considera punto negro.
Una vez detectado se estudian alternativas para paliar esa mortandad (Barreras, pasos, construcción de charcas, etc.
También estamos organizando patrullas de rescate, en aquellos puntos más conflictivos.
Puntos negros de atropellos de fauna en la Comunidad de MADRID
En especial de anfibios.

Llamamos punto negro (P.N.) a aquel tramo de carretera donde los atropellos son muy superiores a la media (para una especie, dentro de su área de distribución).

P.N. NUEVOS (En estudio por varias asociaciones CPNs Madrid)

M - 301 San Martín de la Vega a Perales del Río, Sapo común y Corredor.
M - 501 entre el Escorial y el puerto de la Cruz verde. Sapo corredor.

P.N. Existentes en la Comunidad de Madrid.


Ctra. M- 604. Valle del Lozolla (Varios puntos) Anfibios, sapo común, otras especies (SCV, 2001).
Ctra. M- 618. Torrelodones-Hoyo Manzanares. Anfibios.
Ctra. M- 507. Villamanta-Aldea del Fresno. Anfibios.
Ctra. M- 617. Becerril a Mataelpino. Anfibios.
Ctra. M- 305. Y camino de Ontigola a Aranjuez, En el entorno del Mar de Ontigola. Anfibios
Ctra. M- 537. Valdequemada. Tanto hacia Avila como hacia Robledo de Chavela. Sapo corredor, sapo común.
Ctra. M- 510 y variantes entre Galapagar-Villalba. Sapo corredor.
Ctra. M- 610 Bustarviejo-Valdemanco. Anfibios.
Ctra. M- 533 Zarzalejo-Peralejo. Anfibios (J.L. Reguilon)
Ctra. M- 629 Pto. Canencia. Anfibios (Varias especies).

P.N. Existentes que afecta a otras especies.

Ctra. C-501. Conejo, ofidios, otras especies.
Ctra. M- 607 Autovia; Madrid-Colmenar Viejo. Jabalí.
Ctras. y pistas interiores de El Pardo. Gamo, ciervo, jabalí, otros.
Para otras comunidades consultar el documento de la SCV.
MORTALIDAD DE VERTEBRADOS EN CARRETERAS

Los puntos negros de atropellos se calculan con la técnica IKAs (Indices kilométricos de abundancia de atropellos).

Los índices kilométricos de abundancia o IKAs son una medida de frecuencia que se utilizará en el análisis de resultados. Se expresan mediante un valor numérico, obtenido de dividir el número de atropellos localizados por el de kilómetros prospectados. El IKA también se puede calcular individualmente para cada especie.


Imagen propiedad de Sociedad de Ciencias Aranzadi

Si crees que sabes de un punto negro, que no este en esta lista, comunícanoslo; alerce@fray.jazztel.es o al teléfono: 607401937
Direcciones de interes:

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSERVACIÓN DE LOS VERTEBRADOS (SCV)

El objetivo principal de la SCV es la conservación de los vertebrados. En ese proposito denuncia las acciones que vayan en contra de la subsistencia, mantenimiento y potenciación de las poblaciones de vertebrados silvestres que habitan el territorio Español.

Asociación Herpetológica Española.
Promueve y coordina el estudio de la Herpetofauna, tanto teórico como práctico, así como la conservación de los anfibios y reptiles y de su entorno. Asesora, dirige y realiza estudios relacionados con la herpetología, tanto a nivel nacional como internacional.
(No confundir con el proyecto S.O.S. Anfibios y carreteras de los CPN )
Proyecto de estudio sobre el declive los anfibios generalizado, por causa de factores abióticos (cambios ambientales) y bióticos (especies introducidas y nuevas enfermedades, por hongos y virus.) Esta compuesto por un equipo de varias universidades y istituciones.
.

S.O.S Anfibios y carreteras.
Un proyecto antiguo de la Federación de asociaciones Conocer y Proteger la Naturaleza (Desde 1996)

Los anfibios desaparecen.
En los últimos años, a lo largo de toda la geografía mundial se está produciendo un hecho insólito y misterioso: las poblaciones de anfibios están sufriendo un silencioso pero imparable declive . En diversas especies de anfibios, adaptadas a diferentes tipos de ecosistemas, climas y distribuidas a lo largo y ancho del globo terráqueo, se ha podido apreciar un descenso vertiginoso en sus poblaciones, quedando diezmadas o, incluso, al borde de la extinción.

En 1.973 se descubrió la rana incubadora gástrica de Australia (Rheobatrachus silus), cuyos huevos y larvas se desarrollan en el interior del estómago de las hembras, saliendo los jóvenes al exterior por la boca (¡Increíble!). A partir de este excepcional descubrimiento, esta rana ha sido una de las especies de anfibios más estudiadas a nivel mundial. Sin embargo, poco a poco, en lugares no alterados ni contaminados, fueron desapareciendo efectivos de esta rana,hasta el punto que en 1.981 no se encontró ninguna rana incubadora gástrica en la naturaleza, y los ejemplares en cautividad fueron muriendo sin reproducirse.
En Costa Rica, el sapo dorado (Bufo periglenes) se observaba con frecuencia. En 1.987 se vieron 500 ejemplares. En 1.988 se detectaron tan sólo 10 ejemplares, y en 1.989 solamente se observó un macho adulto. Desde entonces no se ha localizado ninguno más en torno a esta zona, situada en un país con el mejor sistema de parques naturales del mundo.
En Estados Unidos, la rana de montaña de patas amarillas (Rana muscosa) y el sapo de Yosemite (Bufo canorus) actualmente sobreviven en un 2% de los lagos donde habitaban tradicionalmente.
Todos estos ejemplos expuestos anteriormente parecen más bien sacados de una novela de género negro ("El misterioso caso de la desaparición de la rana patiamarilla") que de la realidad. La causa de este descenso tan drástico como generalizado podría encontrarse en problemas ambientales globales, como el cambio climático, la disminución de la capa de ozono, la deforestación de las selvas tropicales y subtropicales, etc...

Los anfibios son bioindicadores del estado del medio natural que habitan, es decir, son los primeros a quienes les afecta su alteración, y sufren de manera más directa la contaminación o cambios ambientales, disminuyendo sus poblaciones de manera más alarmante y a corto plazo que otras especies. Son el único grupo de vertebrados que poseen una fase de vida acuática (larvaria) y otra terrestre, lo que les hace sensibles a las alteraciones en ambos medios, y ocupan una posición clave en la cadena trófica. La piel de los anfibios es lisa y permeable, y constituye un importante órgano en el balance hídrico, osmótico e incluso respiratorio en algunas especies. Esta piel es vulnerable a los productos químicos disueltos en el agua, a los contaminantes como la lluvia ácida y a las radiaciones solares que puedan atravesar su piel.
Se ha sugerido que la disminución de la capa de ozono podría llevar a una mayor absorción de radiaciones ultravioleta por parte de adultos, larvas, o que la reducción de la superficie forestal podría estar relacionada a su vez con sequías que afectase a vastas zonas, impactando de manera directa en la población mundial de anfibios.

CPNs en acción.

A través del programa de voluntariado Iuvennatura, en 1996 se realizarón varios trabajos de conservación de este grupo de vertebrados. Acontinuación os describimos dichas acciones, con las que apoyamos a otras ONGs conservacionistas, como la Sociedad para la Conservación de los Vertebrados (SCV), la Asociación Herpetológica Española (AHE) y la Antigua Coordinadora de Organizaciones de Defensa Ambiental (CODA). (Actualmente, Ecologistas en Acción)

Anfibios y carreteras.
La ampliación de la red de carreteras está afectando gravemente a la fauna. Uno de los impactos más importantes se produce sobre los anfibios, tanto anuros (ranas, sapos), como urodelos (salamandras, tritones). Estos pequeños animales recorren distancias variables en migraciones que realizan durante la época de lluvias, viéndose forzados a cruzar carreteras y resultando atropellados en gran número.

Esta causa de mortalidad, conjuntamente a otras amenazas, puede llegar a producir la extinción local de distintas especies. En los últimos años se está constatando la desaparición de poblaciones de anfibios en todo el mundo, siendo muchos los científicos que estudian este declive.
En 1989 se inició un estudio a nivel estatal, el "Proyecto de Seguimiento de la Mortalidad de Vertebrados en Carreteras" (PMVC), por parte de SCV, CODA y AHE.

Hasta el 31-7-92 se comprobó la muerte de 9.971 anfibios de 16 especies distintas, por automóviles. Destacan los atropellos del sapo común, sapo corredor, rana común, salamandra, tritón ibérico, tritón jaspeado, sapo partero común, etc.

Puntos negros.

En algunas carreteras la mortalidad es especialmente elevada. En ellas, podemos comprobar cientos de atropellos en escasos kilómetros. Sin embargo, el tráfico y la lluvia deterioran mucho a los cadáveres, que resultan difíciles de detectar; esta es una de las razones por las que aún quedan muchos puntos negros por descubrir

Soluciones a los atropellos.

En algunos países de Europa (Alemania, Holanda, Francia, Reino Unido, Suiza) se ha actuado ya con vista a evitar estos atropellos. Desde finales de los años 60 se inició la instalación de señales de tráfico de advertencia.


Poco después se empezaron a diseñar y poner en funcionamiento túneles específicos, que permitían el cruce de los anfibios de forma segura, por debajo de la carretera.
Hay diversos factores que influyen mucho en la eficacia de los túneles, como han puesto de manifiesto científicos y especialistas, en congresos y publicaciones sobre este tema. Por ello, debe ponerse el máximo cuidado en el material de construcción, las vallas que lo acompañan, su situación y profundidad, etc.; uno de los modelos más efectivos es el túnel Q200.
El coste de estos túneles puede parecer elevado, pero supone sólo una pequeña parte del coste total de la carretera. Otra medida complementaria es la creación de zonas húmedas artificiales donde puedan criar estos animales sin tener que cruzar ciertas carreteras.

Pasos de anfibios.

Ya en la primavera de 1997, voluntarios de FCPN en Madrid comenzaron a colaborar con los de la SCV en esta acción, si bien se ha regularizado la colaboración de cara a la campaña de 1998, gracias a que ésta se ha incluido en el programa de voluntariado Iuvennatura, subvencionado por el INJUVE.
Se trata de una acción directa que realizan voluntarios en diversos países (ej. Gran Bretaña, Canadá, etc.). Consiste en interceptar a los anfibios que intentan cruzar puntos negros en carreteras, mediante barreras de plásticos y otros materiales, y trasladarlos, de forma segura, al otro lado de las mismas, en las noches lluviosas de primavera.

El papel de la Administración.

Para poner en práctica soluciones adecuadas es necesaria la actuación coordinada de las distintas Administraciones y organismos públicos con competencias en carreteras y conservación de la naturaleza. Estos entes públicos deberían favorecer la continuidad de los estudios en este campo y solicitar el asesoramiento de zoólogos.

Desde 1991 SCV viene solicitando estas actuaciones y denunciando públicamente el problema de los atropellos, aunque las respuestas de las diferentes Administraciones han sido prácticamente nulas. Sin embargo, hay que aplaudir públicamente la actuación del Patronato del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Madrid), que ha asumido como propia la labor que ya venía realizando la SCV (con el apoyo de los CPN, a partir de 1997), instalando barreras de plásticos para evitar el atropello de anfibios en varios puntos negros de la carretera entre Torrelodones y Hoyo del Manzanares.

Tu papel es importante.

- Si conduces, procura hacerlo a escasa velocidad en las noches lluviosas de primavera (mejor para tu propia seguridad).
- Divulga este problema entre tus familiares y amigos; escribe a los políticos locales y medios de comunicación, solicitando soluciones.
- Apoya nuestra campaña. Si quieres participar en la instalación de pases de anfibios, pídenos más información.

En: alerce@fray.jazztel.es o al teléfono: 607401937
.